lunes, 29 de diciembre de 2014

Contramuslos de pollo guisados

El contramuslo, para mi, es una de las partes más sabrosas del pollo. Por eso suelo usarlos en este tipo de guisos. Y la cerveza tostada de trigo hace una salsa muy sabrosa.






Ingredientes para 4:
  • 8 contramuslos de pollo
  • 200 grms. de setas deshidratadas (oreja de madera, trompeta de la muerte...)
  • 1 cebolla
  • 1 chile rojo fresco
  • 1 cerveza tostada de trigo
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen extra

En una cazuela ponemos un chorro de aceite y pochamos la cebolla bien picada. Pasados 10 minutos, añadimos los contramuslos de pollo y los doramos bien. Una vez hecho esto incorporamos la cerveza. Esperamos 5 minutos a que evapore un poco el alcohol, salpimentamos, añadimos las setas y tapamos la olla. Yo he usado mi cocotte, pero vale cualquier cacerola.

Cocemos a fuego medio/bajo hasta que el pollo esté tierno. Con tierno me refiero a que la carne se despegue del hueso. Ese es el punto que a mi me gusta.

Servimos los contramuslos con un poco de chile fresco en rodajas.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Volovanes de pisto y pistachos


Este es un entrante muy propio para fiestas y celebraciones que podéis tomar frío o caliente según os apetezca.

He usado volovanes pequeños con la idea de que se puedan comer de un solo bocado.



Ingredientes para 24 unidades:
  • 24 volovanes
  • 20 grms. de mantequilla
  • un puñado de pistachos
para el pisto:
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 1 lata de tomate triturado
  • sal y pimienta
  • una pizca de comino molido

Lo del pisto no tiene ninguna complicación. En una olla grande con aceite ponemos a pochar la cebolla y los pimientos, cortados en cuadrados pequeños (mirepoix para los francoparlantes). Luego añadimos los calabacines y las berenjenas también cortados de la misma manera. Dejamos cocer 10 minutos y añadimos el tomate triturado.

Echamos un poco de sal, pimienta y comino molido. Cocemos hasta que las verduras estén tiernas pero un poco firmes. Con 15 minutos bastarán.


Vamos a preparar un poco los volovanes. Si los rellenáis tal cual, la humedad del pisto hará que se pierda el punto crujiente del hojaldre.

Para evitar esto basta con pintar el interior con mantequilla derretida (1 minuto en el microondas) y esperar que seque antes de rellenarlos. 

Echad un poco de pisto en cada volován y adornad con un poco de pistacho molido.

Rollo de espinacas, salmón y queso

Lo mejor de esta receta, frente a otras similares, es que el "bizcocho" de espinacas no lleva harina, así que lo pueden comer los celíacos o aquellos que no queréis pasaros con los hidratos de carbono.









Ingredientes para 15/18 porciones:
  • 400 grms. de espinacas
  • 5 huevos
  • una tarrina de queso para untar (Philadelphia u otro de marca blanca)
  • 200 grms. de salmón ahumado
  • Sal y pimienta

Coced las espinacas en una olla con agua hirviendo y sal. Estarán en muy poco tiempo. Luego pasadlas a un cuenco con agua muy fría para cortar la cocción y que no pierdan su bonito color verde.

Ahora las tenemos que escurrir muy bien. Para ello metedlas en un colador y poned un peso encima. Dejadlas así durante un buen rato.

Separad las claras de los huevos. Mezclad las yemas con las espinacas y salpimentad a vuestro gusto. Batid bien con la batidora para que os quede una crema suave. Montad las claras a punto de nieve e incorporadlas al puré. Mezclad con suavidad para que no se bajen las claras.

Extended la mezcla sobre una bandeja de horno empapelada con un trozo de papel de cocina. Hornead a 180 grados durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sacad el "bizcocho" del molde con el papel de cocina y enrolladlo mientras esté caliente. Dejad que se enfríe bastante. 

Desenrollad el bizcocho y untadlo con el queso. Colocad encima las lonchas de salmón ahumado. Enrolladlo de nuevo, apretándolo bien y metedlo en la nevera.

Sólo queda cortarlo en porciones más o menos gruesas, según prefiráis. Usad un cuchillo bien afilado para ello. Yo uso mi cuchillo jamonero, que lo tengo triste porque no tiene jamón que cortar.

martes, 23 de diciembre de 2014

Pulpo asado y manzana verde

Un pincho muy resultón que combina el sabor del pulpo y el pimentón con el ácido de la manzana Granny Smith (esas de color verde brillante).


Ingredientes para 18/20 pinchos:

  • 1 pulpo
  • 2 manzanas Granny Smith
  • pimentón de La Vera
  • 1 hoja de laurel
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal en escamas
  • brochetas de madera

Cuando tengo que cocer pulpo, lo suelo congelar durante 24 horas para que los cristales de hielo rompan la musculatura del mismo.

Una vez descongelado, procedemos de la siguiente manera: limpiamos bien el pulpo de vísceras y lo enjuagamos. Ponemos una olla grande al fuego con agua, sal y la hoja de laurel. Cuando hierva procedemos al famoso ritual de "asustar" al pulpo: esperamos que el agua hierva, sumergimos el pulpo 10 segundos y sacamos hasta que se recupere el hervor. Esto se hace 3 veces. Por lo visto sirve para que la piel no se desprenda durante la cocción. También he oído que se hace para que el colágeno se rompa y quede más blanda la carne. Hecho esto, cocemos el bicho hasta que esté tierno (de 40 minutos a 1 hora, dependiendo del peso). 

Para el pincho vamos a usar la parte más gruesa de las patas, así que el resto lo guardamos para otra ocasión. Cortamos rodajas de unos 2 centímetros y las vamos reservando. Cuando lo tengamos listo, podemos darle el punto asado con un soplete de cocina (como lo hice yo) o pasarlos por una plancha caliente sin aceite.

Vamos a sacar ahora unos cilindros de manzana de la siguiente forma: quitamos el corazón con un descorazonador y cortamos rodajas de unos 2 centímetros. Con el mismo descorazonador vamos sacando esos cilindros y los reservamos.


Sólo queda montar el pincho como veis en la foto. Un trozo de pulpo, uno de manzana y otro de pulpo. Añadimos sal en escamas, pimentón y un chorrito de aceite. 





jueves, 4 de diciembre de 2014

Vieiras con granada

Esta es una tapa muy rápida de hacer y muy resultona. Combina la textura melosa de la vieira con el crujiente de la granada. Salino, ácido y un poco picante gracias a una pequeña guindilla.




Ingredientes para 4:

  • 400 grms. de vieiras (las congeladas valen perfectamente y son más baratitas)
  • 2 granadas
  • 1 guindilla pequeña
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal Maldon

En una sartén con un poco de aceite, freímos la guindilla durante 1 minuto. La retiramos (no sea que alguien se la coma sin querer). Marcamos las vieiras por cada lado durante 20 segundos. Las reservamos aparte.

En la misma sartén, ahora sin aceite (los granos saltan como palomitas de maiz cuando se fríen en grasa), salteamos las semillas de granada durante un momento.

Mezclamos la granada con las vieiras y echamos un poco de sal y un poco de aceite de oliva virgen extra.

*Truco: para sacar las semillas de la granada, cortad la fruta por la mitad, colocadla en la palma de la mano bocabajo y golpeadla por arriba con una cuchara de madera o algo duro. Saldrán todos los granos en un momento.

Imprimir receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...