miércoles, 30 de octubre de 2013

Arroz con gambas y gulas

Me gustan mucho los arroces (no hay más que ver la cantidad de recetas hechas con este cereal que aparecen en el blog). Y los que llevan pescados y mariscos suelen ser mis favoritos.

Esta receta lleva gambas, que es un crustáceo, y gulas, que es un engendro fabricado por el ser humano a base de surimi (palabra japonesa que significa músculo picado de pescado).



Ingredientes para 4:

  • 400 grms. de arroz bomba
  • 250 grms. de gambas
  • 1 paquete de gulas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 litro de caldo 

Lo primero que vamos a hacer es pelar las gambas y preparar el caldo. Las cabezas y las cáscaras las echamos en una olla y reservamos los cuerpos en el frigorífico.

Añadimos 1 litro de agua a la olla donde tenemos las cabezas de las gambas y la ponemos al fuego. Cuando empiece a hervir, machacamos el contenido de la olla con el mazo de un mortero para que las cabezas suelten todo su juguito. Dejamos cocer 10 minutos a fuego medio, tapamos y reservamos.

En una cazuela o paella, ponemos a calentar un buen chorro de aceite de oliva. Añadimos la cebolla cortada en cubitos pequeños, la guindilla y los dientes de ajo en láminas finas. Doramos unos minutos y retiramos la guindilla (una de ellas olvidada en un plato ha causado más de un problema en muchas comidas y cenas).

A los 10 minutos, añadid el arroz. He puesto 400 gramos, pero lo que suelo hacer es echar un puñado (de los míos, que no tengo una mano ni grande ni pequeña sino todo lo contrario) por persona, más uno extra. Eso viene a ser el peso indicado.

Cuando el arroz tome color, añadid el vino blanco. Ya sabéis que yo suelo usar Manzanilla de Sanlúcar. Una vez que se evapore el alcohol, añadid el caldo. Salpimentad al gusto. Sólo queda esperar que el arroz esté listo. Ya sabéis: unos 18 o 20 minutos. Y justo antes de acabar, añadid las gambas y las gulas.

lunes, 14 de octubre de 2013

Lasaña de calabacín y carne

En mi casa no solemos tener prisa ni para preparar la comida ni para comerla. Por eso es la última vez que usamos placas de lasaña precocinadas. No importa como las hagas, alguna de ellas siempre se queda dura.

Dicho esto, vamos a ello. Esta vez la receta es de mi mujer.


Ingredientes para 8:
  • 1 kilo de carne picada (de cerdo, ternera o ambas)
  • 1 paquete de placas de pasta para lasaña
  • 2 calabacines grandes
  • 1 puerro grande
  • 1 lata de tomate frito
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • queso Parmesano
  • mantequilla para untar la fuente

para la bechamel:
  • 1 litro de leche
  • 75 grms de mantequilla
  • 75 grms de harina
  • nuez moscada rallada
  • sal y pimienta

Para empezar, vamos a poner una olla al fuego con suficiente agua para cocer la pasta. Cuando hierva, añadimos sal y metemos las placas de pasta. Ponemos también el horno a precalentar, a 220ºC.

Mientras tanto, en una sartén con aceite sofreímos el puerro cortado en juliana y los calabacines cortados en dados pequeños. Añadimos un poco de sal y de pimienta y dejamos a fuego medio-bajo hasta que esté bastante pochado.

En otra sartén con otro poco de aceite, salteamos la carne picada con un poco de sal. Cuando esté doradita, añadimos la lata de tomate frito y dejamos rehogando a fuego bajo. 

Vamos preparando mientras la bechamel. Para ello ponemos un cazo con la leche y comenzamos a calentarla, ya que debe estar caliente cuando el roux (mezcla de grasa y harina) esté listo. En otro cazo derretimos la mantequilla. Cuando esté derretida, añadimos la harina y removemos para que se mezcle bien. Hacemos esto hasta que no huela a cruda o hasta que empiece a tomar un poco de color. Veréis como la masa se despega del cazo. Ese es el punto.

Añadimos ahora la leche, y a fuego bajo, removemos sin parar para que no se formen grumos. Le añadimos sal, pimienta y nuez moscada. Apartamos y reservamos.

Vamos a montar la lasaña en una fuente grande. Untamos la base de la misma con matequilla y ponemos una primera capa de pasta, superponiendo un poco las láminas para que no queden huecos.

Añadimos una capa de carne con tomate y otra capa de láminas de pasta. Luego una de verduras, y otra más de pasta. Así hasta que acabemos de montar. 

Para terminar lo cubrimos todo con bechamel y añadimos por encima el Parmesano rallado.

Lo metemos al horno, a 220ºC, hasta que veamos que se dora la superficie de la lasaña.


jueves, 10 de octubre de 2013

Garbanzos con chocos

Yo creía que venía ya el tiempo frío y resulta que estamos hoy a 28 grados. Y confiando en el otoño, hice
este potaje, clásico entre los clásicos.


Ingredientes para 6:

  • 500 grms. de garbanzos
  • 1 choco de 1 kilo (aprox.)
  • agua suficiente para cubrir los garbanzos
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen extra


para el majado o picada:
  • la cabeza de ajos anterior, cuando esté cocida
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimentón dulce de La Vera

Lo primero es tener los garbanzos remojados desde la noche anterior. Yo suelo cocer los garbanzos en la olla rápida. Los dejo 40 minutos desde que sale el vapor y bajo el fuego. Si los queréis hacer en una olla tradicional son 2 horas o 2 horas y media. Os cuento como procedo yo...

Pongo la olla rápida al fuego (a tope), echo los garbanzos ya remojados, añado la cabeza de ajos entera y las hojas de laurel. Añado agua casi hasta cubrir los garbanzos y echo un chorro de aceite de oliva. Cierro la olla y espero que el vapor avise de su salida inminente. Entonces pongo el fuego al mínimo y cuezo durante 40 minutos.

Cuando pase ese tiempo dejo que el vapor termine de salir y abro la olla. Voy preparando el majado. Recupero la cabeza de ajos y añado la pulpa a un mortero. Añado una pizca de sal, un chorro de aceite y pimentón al gusto. Añado un poco de agua para diluir bien todo y le doy caña al mortero

Añado a la olla el choco, cortado en trozos no muy grandes. Añado el majado que tengo preparado, y sigo cociendo a fuego medio, en abierto, hasta que el choco esté tierno (unos 25 minutos). Si preferís seguir con la olla cerrada, tapamos y cocemos 10 minutos desde que salga el vapor.

Ya lo tenemos listo. Como siempre, un potaje está mejor al día siguiente... o al otro.

viernes, 4 de octubre de 2013

Pan de chocolate y naranja confitada

Para este pan uso cacao puro en polvo (sin azúcar, ni harinas, ni nada de nada). Valor tiene uno muy bueno, a pesar de que no me gusta hacer publicidad de marcas. La naranja confitada la podéis comprar ya lista o hacerla vosotros mismos. No es muy difícil. Os lo explico más abajo.



Ingredientes para un pan de 1 kilo (aprox.):

  • 500 grms. de harina de trigo
  • 100 grms. de cacao puro en polvo
  • 300 ml. de leche
  • el zumo de una naranja
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 7 grms. de levadura seca
  • naranja confitada

Calentamos la leche un poco y exprimimos la naranja en ella. La vertemos en la cubeta de la panificadora.

Añadimos la harina y el cacao. Colocamos la levadura en un hueco que haremos en el centro. Ponemos la sal en una esquina de la cubeta y el azúcar en otra. Esto no es un protocolo al azar. Se hace así para que nada entre en contacto con la levadura antes de tiempo.

Ponemos en marcha la máquina de pan en el programa básico. Cuando el aparato nos lo indique (suele pitar), añadimos la naranja confitada, cortada en pequeños trozos.


Como confitar naranjas:

Ingredientes:
  • 1 naranja
  • 250 gr. de azúcar
  • 250 gr. de agua

Lavamos y secamos la naranja. La cortamos en láminas finas.

Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio y metemos las rodajas de naranja. Al cabo de media hora, más o menos, el agua se habrá reducido y nos quedará la naranja confitada. Las sacamos entonces del almíbar y las metemos en un bote. Podemos guardarlas bastante tiempo ya que el almíbar es un buen conservante.

Imprimir receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...