jueves, 13 de mayo de 2010

Curiosidad científica nº1

Los escualos no poseen riñones y su orina va a parar a los músculos, que adquieren un característico olor a "amoniaco". Debido a esto, en muchas zonas en las que se consume, se prepara con mezclas de vinagre y especias o se sumerge en leche para reducir ese olor.

¿Os suena el cazón?
Publicar un comentario

Imprimir receta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...